malditasconsultoras.com

Sitio migrado a https://malditasconsultoras.com

Como ve el cliente al externo

Hoy se va a analizar como el cliente ve al currito externo dentro de su organización, entendiendo que en el cliente hay distintos cargos, desde el que se encarga de la contratación hasta el tecnico raso. Dependiendo de este cargo en el cliente final existe una psicología o forma de ver a un externo.

  • Departamento de compras: Hay que entender que un trabajador externo, o servicio externo (lote de trabajadores externos) para la empresa supone un coste en forma de factura, -no en forma de nómina-, por lo que normalmente es el departamento de compras y no el de RRHH el que gestiona a los externos en una organización. Para el departamento de compras del cliente final los externos son una forma de descargar al departamento de RRHH/Nóminas del pago a la seguridad social y por tanto una ventaja a corto/medio plazo para la organización, ya que a pesar de que la factura mensual sea mucho más abultada que una nómina, en el futuro le evitará tener que pagar el finiquito del subcontratado o servicio en caso de finalición de contrato. Se sospecha también de dentro del precio de la factura a cargo del cliente existen comisiones ocultas o mordidas tanto para el cliente final como para consultora de turno, es decir la factura está hinchada con n €, siendo n el dinero procedente del cliente final a repartir. Esto ultimo se ve en el típico caso de la persona que trabaja en el sector público de turno con un cargo influente y un familiar que se monta una cárnica, recordemos el caso Grupo Seidor. En definivita el departamento de compras es la única parte que sale ganando dentro del cliente con la subcontratación -la empresa pierde talento- tal y como está aplicándose hoy en este país de ladroles, maleantes, pícaros y chuloputas que es España.
  • Los jefes de area técnica: Los jefes del area ténica suelen ser unos chulos, pijoteras, ególatras, hijos de la gran puta -salvo honrosas expcepciones- cuyo objetivo es aprovecharse de la precaria situación del subcontratado, ya que no se pueden aprovechar tan despóticamente con sus subordinados de plantilla. Por un lado estos jefes tienen un doble juego de cara al externo, de forma bastante falsa cuando les conviene, es decir cuando sacar adelante un proyecto depende del externo, le ponen la gorra de la compañía y le dan una palmadita en la espalda, siendo plenamente conscientes de que el externo por un lado va a hacer desesperadamente toda serie de méritos para pasar a plantilla, -horas extras, peloteo, compadreo-. Por otro lado más maquiavélico saben que la estancia del externo en el cliente pende de hilo, ya que está completamente indefenso en las manos del jefe del cliente, por lo que por cualquier nimiedad el externo podría verse fuera del proyecto en un abrir y cerrar de ojos. Después cuando la cosa se ponen fea, o ya no les interesas te dirán que ellos no son tus jefes, desvínculándose de cualquier compromiso contigo y lavándose las manos ante cualquier contratiempo, a pesar de todos los méritos y sacrificios que haya podido hacer el externo -horas extras, currar el fin de semana, etc..-. A la hora de despedir al externo se lavarán las manos, no darán la cara, no le darán ninguna explicación y lejos de dar las gracias, ni siquiera se despedirán de él, como ratas cobardes que son. Es decir para los jefes del area técnica los externos son unos esclavos.
  • Técnicos rasos: Los técnicos rasos del cliente que desempeñan funciones similares dentro de una organización -es ilegal que sean las mismas- lejos de solidarizarse con los subcontratados y tener empatía con su situación, son normalmente más hijos de la gran puta -si cabe- que los jefes de área. Para los técnicos rasos del cliente los externos gentuza de la calle que entra ahí a meter las narices en sus asuntos, y puede que una amenaza que les usurpe sus funciones y por tanto dejen de ser necesario para la compañía. Los técnicos rasos del cliente suelen putear a los subcontratados de distintas maneras: facilitándoles poca/nula información/documentación, mostrándose ultra exigentes y poco comprensivo con los externos, despreciendo y negando el saludo a los externos, haciendoles el vacio e inculso humillarlos, mirarles por encima del hombro, ningunearlos… Por supuesto a la hora de que haya un contratiempo ellos te podrán echar toda la mierda encima y tu no te podrás defender en igualdad de condiciones por lo que estarás jodido. En definitiva para los ténicos rasos del cliente los externos son una amenaza a la que deben perjudicar por su propia supervivencia en la organización.

 

Navegación en la entrada única

Responder; (No usar nombres propios ni cargos concretos, evitad insultos)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: